Cinco ideas equivocadas sobre la traducción Mitos

La mayoría de los que nos dedicamos a este oficio en alguna u otra ocasión hemos estado en medio de una conversación en la cual, al estar hablando sobre la disciplina, el interlocutor demuestra tener algún tipo de preconcepción acerca deltrabajo del traductor. Muy probablemente ustedes hayan escuchado al menos una de las siguientes cinco ideas equivocadas sobre la traducción:

1. Cualquier persona que hable dos idiomas puede traducir

Muchos piensan que sólo con hablar dos idiomas una persona se convierte automáticamente en traductor. No es cierto. La traducción requiere de una serie de habilidades que se adquieren con educación y experiencia, además de capacidades innatas como la creatividad, la sensibilidad cultural y la atención a los detalles. De lo contrario no existirían programas de traducción ofrecidos por universidades e instituciones educativas prestigiosas alrededor del mundo, ni tampoco habría académicos que pasan sus vidas investigando sobre los rasgos y peculiaridades de la disciplina.

Así que te sugiero no recurrir a tu primo o amigo que estudió en el exterior y habla inglés para que te traduzca tu página web. La verdad, dudo mucho que te haga un buen trabajo.

2. La traducción y la interpretación son lo mismo

“Así que eres traductor, qué bien. ¿Entonces haces traducciones simultáneas?” Esta es una frase que he escuchado más de una vez. Comenzando porque la mayoría de personas no parecen entender la diferencia entre traducción e interpretación. Piensan que son palabras sinónimas y no pueden estar más equivocados.

Traducir e interpretar son dos nociones totalmente diferentes. Los traductores traducentextos escritos (literarios, comerciales, legales, financieros, etc.) mientras que los intérpretes traducen el lenguaje oral, ya sea consecutiva o simultáneamente, en conferencias, tribunales y eventos, entre otros, para superar las barreras lingüísticas. Para ser intérprete se necesita ser bastante extrovertido, tener buena memoria y hablar muy bien en público, características que no necesariamente debe tener un traductor.

Curso de Inglés 100% Online Totalmente Gratis. ¡Comienza Ahora!
144 videoclases por $0 MXN! Regístrate ya y aprende gratis.

3. Ser traductor oficial es el único camino posible para trabajar en traducción

Esto es algo que personalmente me sucede muy seguido viviendo aquí en Colombia. La verdad no he comprobado si es algo más generalizado, pero aquí tan pronto como menciono el hecho de que soy traductor, el interlocutor me mira y me pregunta: ¿Entonces eres traductor oficial?

Para los que no están familiarizados con el tema, la traducción oficial es la traducción certificada de documentos para aplicaciones a universidades, visas en embajadas y créditos bancarios, entre otros. El traductor oficial debe pasar un examen para certificarse y obtener el sello que necesita para oficializar sus traducciones.

Frecuentemente las personas creen que este es el único tipo de traducción que existe. Pero en mi caso personal, he adquirido experiencia traduciendo páginas web, textos publicitarios, documentos para organizaciones internacionales y un montón de cosas más que no requieren este sello oficial.

4. Lo más importante para un traductor es dominar la lengua extranjera

Hace poco asistí a una charla entre un autor colombiano y los traductores de sus obras al francés y al inglés. Estos personajes han traducido a varios de los autores más reconocidos de la cultura hispanoamericana y son dos de los mejores traductores literarios en su medio. Pero descubrí que al hablar en español, se trababan y las palabras no fluían tan bien como en sus traducciones. Porque la verdad es que la habilidad de hablar perfectamente en un segundo idioma no es tan importante para un traductor.

Si bien es cierto que para ser un buen traductor hay que tener excelentes conocimientos sobre la lengua extranjera y poder leerla en profundidad, algo que es mucho más importante es tener habilidades de escritura y redacción impecables en su lengua materna.

5. Los buenos traductores traducen tanto hacia su lengua materna como hacia la lengua extranjera

Esta es quizás la idea equivocada más frecuente al hablar de traducción. Rara vez las personas suelen entender que los traductores normalmente sólo traducimos hacia nuestra lengua materna.

Claramente no se trata de que esté prohibido hacerlo ni mucho menos, y de hecho muchos traductores lo hacen. Lo que hay que dejar claro es que el producto de una traducción nunca será igual de bueno si se traduce hacia un segundo idioma y no hacia lalengua materna. Esta es la que mejor conocemos y dominamos, es la que aprendimos desde pequeños y la que sabemos manejar en todos sus aspectos. Yo le recomendaría a aquellos que traducen hacia una lengua extranjera que al menos traten de encontrar a alguien nativo en ese idioma que lea, corrija y edite la traducción antes de entregarla.

Por Juan David Gutiérrez

Para que necesitas un traductor hoy en día?

By Josefina Diez de Salta, Argentina

En el mundo globalizado de hoy las empresas se enfrentan con una necesidad de comunicación cada vez más frecuente en distintos lugares del planeta. En el día a día de las empresas surgen comunicaciones verbales y documentos escritos en dos o más lenguas. Esas comunicaciones adoptan distintas formas tales como documentación formal (contratos, pagarés, documentos de importación y exportación, etc.), documentación no tan formal (documentos internos tales como manuales, protocolos, informes) y conversaciones telefónicas, reuniones de directorio, reuniones de negocios, talleres, cursos, etc.  Para hacer frente a esta realidad, ¿es necesario contratar un traductor?; ¿me conviene contratar un traductor?; ¿cuál es la función de un traductor?; ¿qué ventajas tiene contratar un traductor?; ¿alcanza simplemente con conocer los dos idiomas?

Como primer aspecto, desde el punto de vista de la profesionalización de la empresa, la contratación de un traductor debería ser algo natural ya que cuando es necesario hacer un balance se contrata a un contador o cuando es necesario redactar un contrato se contrata a un abogado.  No se si es tan frecuente que una empresa compre un programa de software para que solucione sus aspectos legales y así se ahorre los costos de contratar a un abogado profesional. Creo que es oportuno desterrar la idea de que cualquier persona que conoce otro idioma puede traducir a ese idioma, la formación de un traductor no abarca solamente el conocimiento de la lengua de llegada o meta.  Según Umberto Eco en su libro “Decir casi lo mismo” “… una traducción no depende sólo del contexto lingüístico, sino también de algo que está fuera del texto, y que denominaremos información sobre el mundo o información enciclopédica.” (Decir casi lo mismo, Experiencias de Traducción, Ed. Lumen, pág. 42).

La contratación de un traductor puede parecer un costo excesivo pero no es así si se piensa en el tiempo y en los recursos que se pierden cuando se detectan fallas en la traducción realizada por una persona supuestamente capacitada para hacer el trabajo de un traductor. Creo que es preferible invertir en un traductor y no exponerse a las consecuencias negativas de una mala traducción.Ejemplos de malas traducciones abundan, no sólo en el ámbito empresarial sino en los diarios revistas, etc.. Muchas personas que no conocen el oficio de traductor pero que conocen más de una lengua pueden dar fe de los errores de traducción, de las malas traducciones, etc. Resulta paradójico que en la era de la comunicación y la globalización, sean comunes las malas interpretaciones producto de los errores de traducción.

La principal función del traductor consiste en facilitar la comunicación mediante la producción de textos eficaces y funcionales. En esta era de la sofisticación de los medios de comunicación y la tecnología es indispensable estar al tanto de la evolución de las lenguas para evitar malentendidos y así lograr el objetivo primordial de sortear las barreras de comunicación.  La tecnología hoy nos permite desterrar dudas y comprobar usos y significados de términos en distintos idiomas casi al instante pero el traductor tiene la función de poner esos términos en contexto (No alcanza con Wikipedia o cualquier diccionario bilingüe para conocer el significado de un término. El traductor no es simplemente un buscador de equivalencias de un término en distintos idiomas. Su formación no abarca solamente la destreza en el uso de la lengua. Un traductor debe ser capaz de comprender un texto y de re-expresarlo en otra lengua para generar una comunicación clara y directa. El resultado de una traducción debe ser un texto que parezca escrito en la lengua de llegada, un texto natural. Una traducción debe ofrecer al lector la seguridad de que ambos textos comunican la misma idea o mensaje, a la vez que se tienen en cuenta aspectos como el género textual, el contexto, las reglas gramaticales de cada una de las lenguas, las convenciones estilísticas, la fraseología, etc.

Por otra parte, el traductor debe tener ciertas características personales que facilitarán su trabajo: capacidad de abstracción (para comparar el texto original con las indicaciones del encargo de traducción); capacidad de transferencia (para realizar la traducción); capacidad de decisión (elección de la estrategia adecuada para realizar la traducción) y capacidad crítica (para evaluar su trabajo frente a las exigencias del encargo de traducción).

En un congreso de traducción me llamó la atención la siguiente frase  “La idea de que la traducción es una comparación de idiomas se va despidiendo para siempre”, Christianne Nord.Sería interesante analizar esta frase y decidir en qué medida la contratación de un traductor agrega valor a una empresa que elije apostar a la buena comunicación en la era de la comunicación.

No solo importa lo que es, sino cómo es

Hoy en día los idiomas y las culturas se entrecruzan constantemente, por lo que cada vez con más frecuencia necesitamos relacionarnos con personas de otros países, acceder a información escrita en lengua distintas o acercarnos a clientes potenciales que no conocen la nuestra.

comunicación globalEl coste de producción de la comunicación es muy elevado: la comunicación escrita solo tiene un sentido  o dirección, hacia el receptor.

No podemos preguntar al texto aquello que no  entendemos. Por eso, es vital prestar mucha atención a qué decimos y cómo lo decimos.

Tenga en cuenta que la información transmitida no solo influye en la conducta y percepción de quien lo recibe, sino que además establece un vínculo directo con su autor.

Los traductores ofrecemos un servicio profesional, personalizado a las necesidades del cliente, con la calidad y el compromiso por objetivos principales.
 

No se arriesgue

Cada vez hay más personas con conocimiento de otras lenguas que pueden para realizar traducciones, pero la falta de preparación, el desconocimiento de las propias normas lingüísticas de la lengua en la que redactan o la falta de capacidad analítica y reflexiva pueden dar como resultado un producto mediocre y de poca calidad.

Las nuevas tecnologías también pueden ayudarnos. Seguro que ha leído más de una vez alguna traducción automática. ¿Qué impresión le ha causado? Seguro que no muy buena.

Si bien puede ayudarnos a entender un texto, dejar que un traductor automático eche por la borda todo el trabajo y esfuerzo que previamente ha realizado una persona, no es una idea acertada si nuestra intención es publicarlo o distribuirlo entre nuestros colaboradores o incluso crear una imagen negativa.

Y es que traducir no consiste únicamente en trasladar un texto de una lengua a otra.

Aunque necesario, conocer un idioma extranjero y el tema del texto no es tan importante como saber apreciar la lengua y escribir el idioma de uno correcta, clara, económica y hábilmente.

Saber traducir es un arte y un oficio que se trabaja y se pule con el trabajo diario y la práctica.

 

Por qué un traductor

Un traductor es una persona con una gran capacidad de reflexión crítica para analizar el texto y su trabajo con sentido común, así como un gran conocedor de su herramienta de trabajo: su lengua materna. Pero ante todo es un COMUNICADOR.

Un traductor no solo es una persona que sabe idiomas. Es un profesional en comunicación, con una gran sensibilidad e intuición lingüística, que realiza su trabajo con un gran sentido crítico y minuciosidad.

Un traductor siempre está ampliando sus conocimientos y mejorando su manera de expresarse. Sabe escribir de forma correcta, clara y hábil y no solo puede evitar errores de uso, sino también equivocaciones en el plano real y del lenguaje.

12 razones para traducir su página Web a otro idioma.

A la hora de dar a conocer su empresa en Internet es interesante traducir su página Webpor las siguientes razones:

1.– Para cualquier persona que lea la página Web, aún conociendo el idioma origen de su empresa, es preferible leer sus cualidades y características en su idioma nativo.

2.– Según diversos estudios el cliente es más permeable a las ofertas en su propio idioma, ya que requiere menos esfuerzo en integrarlo y le parece más natural. Ello genera una mayor atención y un mayor índice de conversión en estas personas.

3.- El público objetivo de su sitio Web se multiplica, ya que podemos llegar a mucho mayor número de personas.

4.- Salvo en el caso del inglés (el idioma internacional de los negocios) a la hora de posicionar su página Web es mucho más sencillo, ya que la competencia se reduce. Por ejemplo un término (palabra clave) cualquiera suele tener una competencia inmensa en inglés, grande en castellano pero relativamente poca en sueco, rumano o árabe.

5.- El hecho de tener la página Web traducida en diversos idiomas da la sensación al visitante de estar tratando con una empresa relevante, que cuida los detalles y quegenera confianza en distintos entornos.

6.- Hace posible que su empresa se abra a nuevos mercados, con un coste asequible. En el entorno de competitividad global y con los medios de comunicación actuales es posible disponer de clientes en varios países del mundo con un precio asequible.

7.- Con la gran cantidad de información que existe actualmente en Internet de cualquier tema es más sencillo buscar una Web en su idioma materno.Navegaría usted por páginas en otro idioma pudiendo buscar sobre el mismo tema en castellano.

8.- Muchos de los visitantes pueden entender el idioma en el que está escrita la página, pero no dominan de una manera suficiente ese idioma, de tal manera que pueden no comprender su página Web o lo que incluso es peor llegar a malentendidos que pueden generar malestar y mala prensa.

9.- El coste de un traductor no es relativamente elevado. Normalmente el coste es casi exclusivamente el presupuesto que se asigna a la traducción. Pero no se tiene en cuenta que la empresa ya ha invertido mucho dinero en los recursos creativos y tecnológicospara crear la página Web en el idioma origen. Asimismo también ha realizado gastos en la creación de contenido. Dichos gastos pueden ser medidos desde dentro o fuera de la empresa y son muy superiores al valor de la traducción. Por lo que el gasto de contratar a un traductor es relativamente poco en relación a todos los gastos desembolsados y a los que damos un rendimiento mayor al ser reutilizados.

10.- Damos una mayor utilidad a todo el trabajo realizado anteriormente tanto en temas tecnológicos, como de diseño, así como de contenidos generados. Lo único que se debe hacer es traducirlos y servirán para otro mercado nuevo e incluso para posicionamiento en buscadores.

11.- Al realizar una página Web en un idioma y en un país determinado se dispone de manera gratuita un estudio de mercado que indica la aceptación de sus productos y sus puntos fuertes en ese mercado. Existen muchas empresas que lanzan páginas Web en diversos mercados e idiomas solo para ir conociendo la aceptación de sus productos en posibles mercados futuros.

12.- El tamaño del mercado no angloparlante está creciendo: cifras recientes muestran que el 70% del poder adquisitivo y el 92% de la población mundial vive en países donde el inglés no es la lengua nativa. Asimismo el inglés es la lengua internacional de los negocios lo que hace interesante comunicarse en ese idioma.

Asimismo es de destacar que la mayoría de las páginas web deben traducirse y adaptarse a un nuevo mercado local, lo cual es muchas ocasiones va más alla de realizar la traducción en el idioma destino, ya que se deben de englobar aspectos culturales, comerciales y de marketing específicos de ese mercado.

Traducción profesional para mi sitio web?

Traducción de sitios web

La población de internet está aumentando rápidamente y no sólo los usuarios online de habla inglesa son quienes marcan territorio en estos sitios. Día  tras día vemos como surgen comunidades online chinas, españolas, árabes y francesas y como dan origen a un mercado global. Los consumidores están más dispuestos a comprar sus productos o servicios cuando la información es presentada en su lengua nativa.

No es lo mismo una traducción profesional que una traducción realizada a través de herramientas de traducción online

Muchas personas piensan que copiar el contenido de un sitio web y traducirlo a través de una herramienta de traducción gratis es suficiente. ¡La verdad es que están absolutamente equivocados! Estas herramientas de traducción online sólo se pueden emplear para traducir una palabra y no oraciones enteras. El producto final generalmente “se pierde en la traducción”, ya que está llenos de errores gramaticales y no incorpora la sensibilidad cultural. Por lo tanto, en lugar de que el público objetivo quede conforme, lo único que se logra es generarle problemas.

La traducción es más que la interpretación del sentido de una lengua, ya que ésta toma en cuenta el contexto cultural de la lengua meta, las sutiles variaciones lingüísticas, las convenciones locales de la estructura del sitio web, el estilo local de los diseños de las páginas, y el posicionamiento web (también conocida como SEO, por sus siglas en inglés, por ejemplo; optimizar su página web para aparecer en Google.cn o Google.es o Google.fr).

Al utilizar las herramientas de traducción online a menudo necesitará realizar cambios en la estructura de la página que incluyen modificar la gráfica del sitio, adoptar las monedas locales y confeccionar una lista con los detalles de los contactos locales. Todo el proceso de traducción de sitios web requiere de muchas etapas de trabajo antes de que el producto final se convierta en una correcta utilización y sea compatible con el público objetivo. La traducción es sólo una etapa de este trabajo.

Traducciones profesionales de sitios web

Mercado global

Algunas empresas son reacias a invertir en una agencia de traducción profesional de sitios web, puesto que, al parecer, lo consideran costoso. Sin embargo, existen muchos beneficios justificables que hacen que su sitio empresarial sea más accesible en un nuevo idioma. La traducción mostrará a su empresa en el mercado global al que está apuntando. Los consumidores prefieren y están más cómodos cuando leen un sitio web en su propio idioma. Es más probable que los consumidores se queden durante más tiempo y naveguen a través de la página para obtener más información.

La reputación online

Las traducciones de sitios web también ayudarán a aumentar su reputación online y su credibilidad. Cuando un consumidor entra a ver su sitio web y nota que usted ha invertido dinero para mostrar información no sólo en su idioma, sino que también en otros, lo que está haciendo es generar confianza en sus clientes potenciales. Es sabido que los consumidores tienen más credibilidad en una empresa que tiene presencia local. En esta etapa, podría ser una buena idea tener un servicio al cliente local para marcar aún más presencia en el mercado local.

Las compañías profesionales de traducción de sitios web también ayudarán a implementar estrategias de posicionamiento web para que su sitio aparezca en motores de búsqueda localizados como Google en China o España, dependiendo de su mercado objetivo. Esto asegurará que el contenido de su sitio utiliza traducciones exactas de palabras clave que son compatibles con el motor de búsqueda local. El posicionamiento web localizado ayudará a Google, Yahoo o Bing a identificar y clasificar su sitio web a nivel local.

Conclusión

Saber cómo vender sus servicios o productos vía online en su propia lengua es importante, pero cuando se trata de otra lengua, es diferente. El proceso de traducción de sitios web va a ser, indudablemente, un proceso largo y costoso, sin embargo, las oportunidades potenciales de trabajo superan con creces a los gastos. La traducción de sitios web es una herramienta esencial que provee una clara ventaja para las empresas que están planeando una expansión global.

http://www.allwords.cl/traduccion-de-sitios-web-razones-para-traducir-su-sitio.html

Startups multinacionales “from the top”.

¿Puede una startup ser multinacional desde su nacimiento? Puede, y cada vez es más frecuente que sea así. En el número de junio de Emprendedores pueden leerse varias recomendaciones de expertos y fundadores de empresas españolas que comenzaron a operar en varios países desde el principio:

Enfocar tus servicios. Luis Agüeria, de Thinkfish, aconseja “estudiar qué es lo que otros no están dando para aprovechar ese hueco. Por ejemplo, nuestra competencia vendia sus productos sin cuidar el embalaje”.

Conocer tus limitaciones. Los entrevistados coinciden en que hay que centrarse en los países a los que podamos dar soporte. “Necesitaremos recursos de marketing, alguien que sepa el idioma y que conozca el sector en ese país”, advierte Miquel Ros, director de Gourmet Origins.

Hacer tu web en dos o tres idiomas. Si queremos salir fuera, es imprescindible tener una web en inglés, pero no conviene obcecarse con demasiados idiomas. Los expertos advierten que no solo hay que presentar esa web, sino prestar todos los servicios derivados (newsletter, posts, etc.).

Modelo escalable. Juan Roure, profesor de Iniciativa Emprendedore de IESE, opina que una empresa que quiera expandirse ha de contar con un modelo de negocio “no demasiado complejo de reproducir”.

Buenos partners y distribuidores. “Cada país reúne unas características diferentes y especiales de registros y legislación”, afirma Oscar Landeta, director de Certest Biotec.

De lo fácil a lo complejo. Landeta aconseja “empezar por los mercados más asequibles”, no perder la cabeza demasiado pronto con mercados muy llamativos.

Apostar por la expansión internacional tiene, según estos empresarios y expertos, dos ventajas fundamentales. Por un lado, puedes desestacionalizar, esto es, compensar las bajas ventas de una determinada zona geográfica con las altas ventas de otra, según la época del año. Por otro, el acceso a financiación exterior aumenta considerablemente.

El experto en crecimiento empresarial Verne Harnish habla en esta reciente minientrevista de Barcelona Activa de las ventajas de emprender en España y coincide en segmentar “radicalmente” los servicios de tu empresa e ir expandiéndose progresivamente (“uno o dos países por año, como mucho”). Además, Harnish aconseja seguir a tus clientes potenciales “allá donde vayan”: Como convertir una start-up en una multinacional

Publicado el 8 de junio del 2012 por Intelectium